Affordance: la importancia del diseño en el marketing digital.

 

 ¿Qué es un Affordance?

¿Sabéis lo que es un affordance? Estamos seguros de que a muchos, incluso a expertos en marketing y diseño, os sonara a chino esta palabra. Pues bien, cuando hablamos de affordance nos referimos a una cualidad, de un ambiente u objeto, que permite que se pueda realizar una acción definiendo el comportamiento sobre un producto o aplicación, mediante el cual los usuarios interactúan.

A nivel psicológico, se podría decir que es una cualidad que indica que actuando de una determinada manera obtendremos aquello que queremos. No obstante, el concepto de affordance no solo se emplea en la psicología perceptual, sino que es de aplicación en multitudes de campos, como puede ser el diseño o la inteligencia artificial.

El psicólogo norteamericano, James J. Gibson, considerado uno de los máximos expertos en el campo de la percepción visual, en su artículo Teoría de las affordances, publicado en 1977, definió affordances como todas las posibilidades de acción que posee un usuario y que reconoce como posibles, dependiendo de sus capacidades físicas. Según esta definición, un hombre con un juguete y una barra de pan, entre otras muchas opciones,  podría comerse el pan y jugar con el juguete o comerse el juguete y jugar con el pan.

 Diez años más tarde, el profesor Donald Norman, en su libro The Design of Every Things, dentro del contexto de HCI (Human-Computer Interaction), concretó la definición de su colega situando el concepto de affordances no solo dentro de las capacidades físicas del usuario, sino también de su capacidad de nutrirse de experiencias pasadas, metas, planes, estimaciones comparando otro tipo de vivencias, etc. De esta manera, aludiendo al ejemplo anterior, gracias a su experiencia, aumentarían las posibilidades del sujeto para identificar la barra de pan como comida y al juguete como un objeto no comestible, ya que por su robustez e insipidez se alejaría del concepto que este tiene de comida.

Por todo esto, cuando diseñamos un entorno web o una aplicación, deberíamos tener muy presentes los affordances.

¿Alguna vez te has planteado por qué el usuario interpreta que al botón se le puede hacer clic? Esto suele ser dado por la sombra que posee el botón: un affordance.

botones

Estos indicios visuales son algo sutiles pero muy importantes, y aunque se esté perdiendo el uso del sombreado, la mayoría de los usuarios al ver un texto subrayado ya sabe que es un hipervínculo y que puede hacer clic sobre él. El problema viene cuando se quiere simplificar todavía más y únicamente se dejan indicios que solo se muestran al hacer hover o pasar el ratón por encima. Esta forma de diseñar dificulta una navegación más accesible en la web o aplicación.

Por ello, en base a lo expuesto, concluimos con unos pequeños consejos para los amantes del mundo digital:

  1. No olvides los affordances a la hora de diseñar, esto hará la web más accesible.
  2. Las sombras son importantes en los objetos seleccionados o activos, ya que señalan la posibilidad de acción de ese objetivo.
  3. Ten en cuenta que lo que estas diseñando es para una pantalla táctil y no existe el hover, por esto es muy importante el buen uso de los affordances.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *